Las poleas magnéticas se utilizan habitualmente como poleas de cabecera en cintas transportadoras. Permiten la separación continua y automática de trozos de hierro que se encuentran mezclados con material que se procesa: sustancias químicas, cerámicas, papel, minerales, tierras de fundición, etc., para prevenir de daños en los equipos y maquinarias y/o contaminación de los materiales citados.

EI producto contaminado con hierro, pasa sobre el campo magnético, el hierro es traído y retenido contra la cinta transportadora, hasta que esta alcanza el lado inferior, desprendiéndolo automáticamente, el material depurado, es descargado de la cinta, siguiendo su trayectoria normal.

EI circuito magnético, surge de la combinación de componentes axiales en campos diagonales, resultando un alto flujo magnético que envuelve completa y uniformemente al material, evitando “puntos muertos magnéticos y proveyendo mayor fuerza: es el más adecuado para la extracción de piezas grandes (Trampa de seguridad).

Presentaciones

La fabricación de las poleas magnéticas se realiza según las necesidades y requerimientos de nuestros clientes.

Importante

Las severas condiciones de uso (alto torque de arranque) en las poleas motrices de las cintas transportadoras requieren una construcción especialmente robusta. Por esta razón las poleas han sido ampliamente dimensionadas con la finalidad de purificar los productos y proteger las maquinas a lo largo del proceso de limpieza y producción.

Aplicación

  • Ejes de acero SAE 1045.
  • Tapas de fundición de al. de alta resistencia.
  • Industrias alimenticias
  • Industrias químicas
  • Industrias aceiteras
  • Fundiciones

Mantenimiento

Los imanes permanentes no requieren mantenimiento, salvo limpiarlo periódicamente para que no se sature el campo magnético.