IBC centra su éxito y crecimiento en los siguientes valores:

  • Transparencia, implica confianza y las relaciones humanas, incluidas las comerciales, se forjan con confianza.
    • Puntualidad,  el tiempo es dinero, y no solo es importante tenerlo en cuenta para nuestro equipo y su hora de llegada a su trabajo, sino también en las reuniones de venta, los envíos y plazos de entrega.
    • Diferencia, ¿Qué aportamos que no aporte nuestra competencia? pregunta clave para que los clientes potenciales quieran comprarnos y para que haya personas con talento dispuestas a trabajar con nosotros.
    • Excelencia, la calidad llevada al máximo, eso es la excelencia. Si nos exigimos lo mejor, podremos dar lo mejor.
    • Escucha,  valor empresarial que implica libertad de expresión. Es muy importante que nuestro equipo y nuestros clientes sientan que les escuchamos y que tenemos en cuenta lo que nos dicen.
    • Responsabilidad,  demostramos ser responsables con la sociedad y el medio ambiente, quedando claro que no nos interesan únicamente los beneficios económicos.
    • Emocionalidad, las personas son diferentes de las máquinas en varios aspectos, y uno de los más importantes son sus emociones.
    • Pasión, este valor está directamente ligado al anterior, pero implica una mayor fuerza. Cuando alguien se muestra apasionado con su trabajo y con lo que hace, contagia esa pasión y esa energía a los demás.
    • Resolución, el equipo de IBC está capacitado para resolver problemas.
    • Lealtad, si nos mostramos leales y fieles con nuestro equipo y nuestros clientes, ellos nos devolverán esa fidelidad.